Bienvenidos a todas y todos

Este blog tiene pretende servir de vehículo de información y comunicación entre el Departamento de Orientación y los alumnos del centro.
!Os animamos a que
lo utiliceis cuanto querais!

miércoles, 30 de octubre de 2013

10 consejos básicos para buscar empleo en las redes sociales

Fuente:Cuartopoder
Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo. Es una dura tarea en la que la constancia y el tesón son dos elementos necesarios, así como saber utilizar todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance para lograr un puesto de trabajo.
En este sentido, las redes sociales se han convertido en un vehículo fundamental para la búsqueda de empleo en los últimos años. Según un estudio de PeopleMatters, el 91% de los reclutadores en Estados Unidos ya busca a sus candidatos a través de las redes sociales. En España, el porcentaje es algo menor, pero según el Informe sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España, lo hace el 45% de los responsables de Recursos Humanos.
LinkedIn, Facebook y Twitter, por este orden, son las redes sociales que más valoran los técnicos de contratación y las que más revisan antes de contratar a un nuevo trabajador. La presencia en Internet es más importante que nunca en la era del reclutamiento 2.0, por eso conviene cuidarla al máximo.
En el siguiente artículo vamos a ofrecer 10 pistas para “venderse mejor en Internet” y convertirse en el candidato ideal para cualquier empresa. Encontrar trabajo es cada día más complicado, pero Internet puede hacernos más corto el camino que debamos recorrer hasta llegar a nuestro nuevo empleo.
  1. Gestiona tu presencia online. Lo primero que deberías hacer es saber qué dice Internet de ti. Un buen ejercicio es buscarte a ti mismo en Google y mirar qué resultados ofrece el buscador. ¿Refleja la imagen que quieres que las empresas tengan de ti cuando consulten tu perfil antes de invitarte a realizar una entrevista de trabajo? Esto es lo primero que se debe trabajar. Si los resultados de Google muestran fotografías que no nos parecen muy adecuadas, o nos llevan a un perfil público en una red social cuya información no queremos que llegue a manos de un técnico de recursos humanos, lo primero es ajustar los niveles de privacidad. Posteriormente, habría que definir qué información queremos compartir en Internet y en qué canales sociales queremos estar.
  2. Linkedin, fundamental. LinkedIn es la red profesional por excelencia, aquella que utilizan el 80% de los reclutadores para encontrar potenciales candidatos o para examinar la información de aquellos a los que han llegado por otras vías. Resulta esencial dedicar tiempo a rellenar con propiedad y máximo lujo de detalle los diferentes campos del perfil en esta red social, ya que es la información que llegará a los posibles empleadores.
  3. No descuides otras redes sociales. Facebook se está convirtiendo cada vez más en un canal de generación y búsqueda de empleo. La mitad de las empresas en Estados Unidos usan ya esta red social en busca del candidato perfecto, por lo que resulta fundamental ofrecer el nombre real en el perfil y aportar cuanta más información profesional mejor.  Hay datos, como los gustos musicales o la ideología, que se pueden obviar, pero los campos de formación y experiencia laboral deberían estar completados.
  4. Twitter como geración de marca. Twitter puede ayudarte a posicionarte como experto en un determinado campo, y para darte a conocer. Rellenar la “bio” es fundamental. Está compuesta por 160 caracteres en los que debemos resumir aquello que podemos ofrecer, nuestras fortalezas y nuestra experiencia profesional, y de una manera atractiva. Además, aportando contenido interesante, compartiendo mensajes de otros usuarios y generando valor, daremos visibilidad a nuestros conocimientos en la red de microblogging. Conviene cuidar mucho la ortografía y, a pesar de la limitación de caracteres, escribir con corrección y sin abreviaturas.
  5. La importancia de la fotografía. Tener una imagen profesional tanto en el CV como en los perfiles profesionales que tengamos en Internet es básico. La fotografía es esencial, ya que un perfil sin imagen es consultado por un 60% menos de reclutadores.La imagen ha de ser profesional, tomada expresamente para el perfil en un red profesional como LinkedIn. No puede ser una imagen recortada de otra, una de grupo o una en la que se muestre el usuario celebrando un evento o con más amigos.
  6. Seguir a individuos y empresas: Sigue a las compañías en las que te gustaría trabajar en sus perfiles corporativos en las redes sociales. De esta manera, obtendrás información relevante sobre la empresa y también podrías enterarte antes que otros usuarios de ofertas de empleo que pudieran lanzar. Puedes incluso presentar tu candidatura a través de estas redes sociales. También debes seguir a líderes del sector, profesionales… con los que podrás entablar conversación e incluso explorar nuevas formas de colaboración.
  7. Utiliza palabras clave. En tus perfiles, déjate encontrar fácilmente por los demás usando etiquetas, palabras clave, hashtags… que definan tu valor profesional. Las redes sociales aumentan la accesibilidad y si logramos que cualquier técnico de recursos humanos pueda tener un acceso rápido y directo a nuestro perfil, tendremos más posibilidades de resultar seleccionados.
  8. No mentir. La abundancia de información que existe en Internet sobre cada uno de nosotros hace que sea más fácil descubrir a aquellos que exageran o mienten en sus currículos. Es importante no mostrarse desesperado por encontrar trabajo. Se deben potenciar las cualidades y fortalezas profesionales, incidiendo en aquellos aspectos que más tengamos que aportar.
  9. Ser original. Cada vez más personas utilizan las redes sociales para encontrar trabajo, por lo que conviene ser diferente y aportar originalidad. Incluir un enlace a nuestro blog profesional, a un portfolio online de trabajos realizados o a nuestra propia web o vídeo de presentación en YouTube puede suponer cruzar la delgada línea que existe entre ser llamado para una entrevista personal o ser descartado en la primera criba de un proceso de selección.
  10. Actualización. Es fundamental que los perfiles de aquellas redes en la que se encuentre información sobre nosotros se encuentren actualizados y muestren una actividad reciente. Participa en grupos, habla con usuarios, pide referencias profesionales a tus contactos y nunca dejes de aportar valor.
Estos 10 consejos no constituyen un decálogo mágico para encontrar trabajo, una tarea que requiere sobre todo de mucha paciencia y dedicación. Es cierto que crear perfiles profesionales y mantenerlos activos conlleva mucho esfuerzo y los inicios son lentos, pero una vez que la persona los haya creado y adquiera el hábito de usarlos con asiduidad y practicar el networking, verá cómo la recompensa, en forma de entrevista de trabajo, al final llegará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario